Vipassana: me tomo un respiro

Si bien estas páginas no se cierran, y permanecerán medianamente activas, por el transcurso de trece o catorce días me veré imposibilitado de ver cualquier correspondencia o comunicación por redes sociales. He decidido tomarme un respiro de la mejor manera: prestar servicio en un curso de meditación Vipassana. La duración es de once días, pero como servidor, se me ha solicitado arribar con dos días y medio de antelación.

Los cursos de meditación Vipassana, tal cual han sido enseñados por S. N. Goenka, son cursos presenciales de diez días en los cuales los participantes aprenden los fundamentos del método y practican lo suficiente para experimentar sus resultados beneficiosos. Diez días de gran intensidad y trabajo interior, en donde no se nos permite salir del centro ni realizar otras prácticas ajenas a la técnica.

¿Pero como surge Vipassana y en que consiste?

La meditación Vipassana proviene de la India y ha servido como una cura universal para problemas universales, es decir, como un arte, el Arte de Vivir. Significa ver las cosas tal como realmente son. Dicha técnica fue redescubierta por Gotama el Buda hace más de 2.500 años y puesta en práctica a través de sus enseñanzas. Esta técnica no sectaria tiene por objetivos la total erradicación de las impurezas mentales, y la resultante felicidad suprema de la completa liberación y curación del sufrimiento.
Cursos

No se cobra por los cursos, ni siquiera para cubrir los gastos de comida y de alojamiento. Todos los gastos son sufragados por donaciones de personas que, habiendo completado un curso, han experimentado los beneficios de la Vipassana y desean también darle a otros la oportunidad de beneficiarse de esta técnica.

Información de la página oficial en español https://www.dhamma.org/es

¿Y después que se viene?

Durante el servicio, en donde tendré trabajo sin pausa desde las 5am hasta las 9 o 10 pm, poseeré la oportunidad de sentarme a meditar al menos tres veces al día, cada una por el lapso de una hora. Si damos abasto con las tareas diarias tendremos, como en los anterior cursos que he prestados servicio en Argentina e Israel, hora y media para descansar y tener tiempo para no hacer nada.

A partir del día 26, el Eurotrip continuará, pero con algunas novedades, que aún no terminan de concretarse. Para entonces regresaré a Atenas y podré descubrir una ciudad llena de cultura e historias, que en los anteriores tres días no he tenido tiempo de conocer como corresponde. Entretanto será el tiempo de retomar algunas entrevistas y ponerse al día con los pendientes de mayor urgencia.

Entonces querid@s amig@s: ¡que sean felices, estén en paz y se liberen!


Pueden ver más en los siguientes vídeos:

2 thoughts on “Vipassana en Grecia – Ya regreso

Coméntanos...