Hoy abracé al opi, como todos los días. Con mucha intensidad. Como si fuese la última oportunidad, pero con el sabor a reencuentro. Sabiendo que ese abrazo, se perpetraría una y otra vez. En ese abrazo, sentí ver nuestros pasos. Recordé tantas tardes juntos, sonriendo sin razón. Tuve presente miles de conversaciones, especialmente aquellas, donde lo acosaba a preguntas. Desde pequeño, quise rastrear mis orígenes. Saber sobre sus primeros años en la Viena de Freud. Entender sus comienzos en la Bolivia de los 40’ (muy lejos de la Bolivia contemporánea). Tener precisión de mis antepasados. Lograr comprender de dónde vengo, para poder honrar mi pasado, construyendo un hermoso presente.

DSCN0479

 

Abrazos

Al soltarlo, quise volver a tenerlo en mis brazos. Él no entendía, que para mí esos mimos, eran la mejor caricia del alma. Percibía seguridad. Aquella que me acompañó durante mi niñez. Desde temprana edad, fue mi modelo. Mi madre diría estos días, que no hay duda que adquirí sus genes. Probablemente, nunca lo he notado, pero debe ser cierto. Soy copia fiel de mi opi. No dejo de admirarlo ni un segundo. Seguro sea el secreto de esta gran relación, que minuto a minuto se fortalece. A través del viaje, hemos vuelto a sentir y vivir, con más intensidad, una bellísima correspondencia, que pocos abuelos y nietos pueden tener.

 

DSCN0193

 

Nos abrazamos nuevamente en el sillón. Fue un instante, donde volví a ser un niño de apenas ocho años. Pude percibir el abrigo de sus innumerables primaveras, que han dejado huellas. Tuvimos una hermosa conversación. Sobre todo, cerré los ojos, y me dejé llevar por sus palabras. Cada frase que salía de sus labios era más bella y profunda que la anterior. Como en el primer abrazo, no pude evitar emocionarme. La emoción se tradujo en lágrimas saladas, que humedecieron toda mi cara. Me dijo, que tal como estábamos en ese momento, íbamos a estar siempre. Unidos. Que siempre nos íbamos a pertenecer. Fue entonces, cuando pude darme cuenta, lo afortunados que éramos, al tenernos el uno al otro.

 

Juntos somos todo

10 thoughts on “Un abrazo que se replica

  1. Hermosas palabras Martin! No hay nada más hermoso y valioso que disfrutar estos vínculos, los quiero!

    1. Que bello mensaje Clau. Nos das aun mas fuerzas para seguir adelante con el proyecto y encarar con mucho empeño el libro. Un abrazo enorme para ti.

  2. Que hermoso lo que escribiste hijo mio, a mi también me emocionó tanto que me empezaron a caer las lágrimas. Tal vez todavía tenemos la gran suerte de fundirnos los tres en un gran abrazo

Coméntanos...