Hablando de destinos en los balcanes en esta oportunidad les presento a Rijeka.

Ciudad de Croacia, que se ubica al norte y cuenta con el principal puerto del país. Además es una ciudad universitaria y sede del arzobispado. Pocos turistas la tienen entre sus planes, pero a mi modo de ver, no tiene que dejar de ser parte del recorrido croata.

¡Sígueme en este recorrido para enterarte de las principales razones, que la hacen un destino interesante y bello!

Ciudadela de Trsat

La ciudadela fortificada de Trsat es por sobre todo un mirador. Su posición estratégica, en una de las colinas, a 138 metros altura la hace una de las mejores vistas de la ciudad. Si tienes la oportunidad, como yo la tuve, de estar en un edificio, en el decimosexto piso, seguro la vista sea aún mejor.

En cuanto a su historia, en pocas palabras, cave señalar que para 1288, es mencionada por vez primera como sede parroquial. En este lugar, desde la prehistoria se encontraba la atalaya de Liburnia, desde donde se controlaba el camino que iba desde el interior hasta el mar. Este lugar, estratégico, como lo mencionaba anteriormente, fue utilizado por los romanos para fortalecer el sistema de defensa.

Por otra parte, la ciudadela de Trsat es una de las fortificaciones más antiguas en la costa croata que conserva las características de la urbanización altomedieval. Hoy en día cuenta con una galería de arte, conciertos durante alta temporada y desfiles de moda. Cuenta asimismo con un punto de información turística, en donde podemos obtener información sobre la ciudad.

Mercado Municipal

Lugar favorito de la gente local, surge en la ribera, próximo al muelle de madera. Antaño los pescadores locales descargaban lo capturado y lo vendían a los transeúntes. Inicialmente, los pescados y mariscos se vendían al aire libre y, a partir del año 1866, bajo el techo en la lonja.

Tanto en las columnas como en la fachada se observa una abundante fauna marina de características impactantes. Asi cangrejos, pulpos, peces y crustáceos de piedra, permanecen en nuestras retinas dando la apariencia de estar vivos. Posiblemente una excelente estrategia para que los transeúntes se aproximen a las mesas y compren alguno de los productos que se le ofrecen.

Puerto de Rijeka y Molo Longo

No hay que dejar de mencionar que Rijeka es principalmente conocida por su puerto. Como relataba en el comienzo, el más grande de Croacia. Por ese motivo la ciudad es famosa, no así por el turismo. De todos modos la gran cantidad de estudiantes y su cercanía a Istria, puede hacer que muchas familias la visiten, durante su viaje.

En el puerto se pueden apreciar bonitas vistas de la ciudad. Se verán numerosas edificaciones y como no podría ser de otra manera, numerosos barcos. Ahora bien, del otro lado de los edificios, si saltamos el muro (como yo lo hice inconcientemente) podremos darle una mirada a algunas de las islas que están próximas a Rijeka. Otra vista obligada.

Ciudad Vieja

Desde la Torre municipal, donde encontramos las antiguas puertas de la ciudad, lugar de acceso a la Rijeka medieval. Allí la ciudad vieja con su actual Plaza Kober nos invita a recorrer lo que era la ciudad amurallada. Representaciones históricas mostraban la ciudad con una superficie vertical alargada, donde la Torre Municional y el Ayuntamiento, la delimitaban.

Tomarse un tiempo para recorrer las calles, con tranquilidad, es recomendable. A ambos lados se observaran construcciones antiguas, que han sido remodeladas, pero mantienen un toque especial. Como muchos croatas dicen: “Rijeka es una ciudad sin grises; o te encanta o la deploras”. A mi me pareció bonita y digna de ser visitada. ¡Así que dejen llevarse por sus instintos!

Para más información aquí tiene un video que en 40 segundos gráfica Rijeka

2 thoughts on “Rijeka: destino poco conocido, pero infaltable

    1. Muchas gracias, Malú. La idea es poder, sin apabullar, presentar opciones que puedan servir para otros viajeros y turistas.

Coméntanos...