Vivir el presente

Todavia estas a tiempo de ser feliz

¿Nunca te has a puestos a pensar cuantos días realmente disfrutas de comienzo a fin? Si jamás lo has hecho, es momento de hacerlo. En caso ya lo hayas intentando y la respuesta haya sido pocos o ninguno, este post es para ti. Incluso si eres de aquellos que han descubierto la sal de la vida, probablemente halles en estas líneas algunos pasajes de tu vida que es bueno que resaltes.

Desde Viajando con mi Opi, tenemos como una de las banderas fortalecer vínculos familiares, promover viajes intergeneracionales y entre otras cosas, poder destacar los costados más dulces de la vida. Si un abuelo nonagenario y su nieto, a pesar de las adversidades han podido, ¿por qué tu no?

El cambio posible a través de tus ojos
Hoy es un día único, es una frase que debería comenzar a entrar en tu vida. Sí, el día de hoy no va a volver. Probablemente lo único seguro que tienes es el presente. Debes estar atento y consciente ante todo lo que te acontece. De esa manera, desde ahora, al abrir tus ojos, intenta maravillarte por todo lo que puedas ver.

Una clave para disfrutar más del devenir es observar nuestro alrededor sin la naturalidad que hemos tenido hasta ahora. Observar el cielo puede ser una aventura mágica. Descubrir cientos de aromas y hermosos paisajes, es posible incluso sin irnos de viaje.

¿Nunca te ha pasado de llegar a un lugar sin reflexionar de cómo lo has hecho? Si te ha sucedido a diario entonces es tiempo de percibir más que nunca los olores y sonidos que no han podido llamar tu atención hasta el momento. Entonces cierra los ojos, respira profundo y en cuanto los abras, comienza a percibir lo que te rodea. Piensa como te sientes e intenta aprender a mirar a las personas a sus ojos. Con sinceridad.

Posponer para perder calidad de vida

La gran mayoría de las personas son postergadoras seriales. No desean vivir felices hoy sino que esperan serlo en un futuro. No consiguen vivir el presente. El ahora es hoy, no dentro de diez minutos. Si piensas en la felicidad como una meta y no como un camino diario, puede que no alcances a disfrutar el momento actual.

Perder el tiempo en pensamientos de lo que ocurrirá en diez años o sucesos del pasado que no puedes cambiar, es un error fatal. Nadie viene al mundo para vivir a medias. Si no vas a dar todo de ti estas robándote lo más grandioso: el tiempo de ser feliz. Cuando comiences a conectarte con el momento en el que estas, se te hará más sencillo relajarte y salir sin problemas de la intensa dualidad que te atormenta.

¿Y qué puedo hacer entonces para conectarme con el ahora?

Agregamos algunas ideas o consejos que podrían ayudar, fuera de los ya mencionados:

Tener seguridad en ti mismo y aceptar a otros como son. Si recibes elogios no dudes de ellos. Deja que las personas sean amables contigo si es que así les nace.

Intenta ir de a poco. Una cosa a la vez es más que suficiente. Al tratar de hacer más de una, dejamos de estar concentrados en el presente, y vamos de un tema a otro sin abarcar ninguno. Como consecuencia, nos frustramos y abandonamos proyectos que hubiesen podido concretarse.

Tomate tiempo para ti mismo. Si te gusta escribir, pasear o escuchar música, es bueno que ese espacio entre en tu vida. Tener momentos donde no hacemos nada, son también sanadores. En ese sentido, transcurrir unas horas con nuestros abuelos, puede ser una solución hermosa. Como siempre intenta ser paciente y saber que cada persona va a su ritmo.

Los sentimientos negativos también son parte de vivir el presente. Es importante permitirse, que tal como experimentamos placer y alegría, también demos lugar a al miedo, la culpa, la ansiedad, el enojo o la tristeza. Eso también pasará.

Si estás pasándola excelente ahora, deja entonces de pensar que ese instante va a terminarse. Lógico que va a acabar. Todo fluye. Pero es más saludable que vivas con intensidad el pequeño regalo que te da la vida, antes de arrepentirte cuando haya pasado. Si piensas todo el tiempo en lo que sucederá luego no disfrutaras del suceso actual.

La actividad física ya sea correr, nadar, andar en bici, caminar o hacer yoga, te mantiene en el momento presente, ya que requieren tu entera concentración. Al igual que el arte que es una muestra de expresión de tu interior casi perfecta. Conecta tus pensamientos totalmente con el momento presente.

Aquí parece que entenderion el mensaje:

Y recuerda: vive el presente de la mejor manera posible. No puedes controlar el futuro ni cambiar el pasado. Tan solo disfruta el presente y transforma la realidad, con una sonrisa en el rostro.

7 thoughts on “Vivir el presente: la felicidad hoy

Coméntanos...