Florencia

Aromas y sensaciones que se hacen difícil de describir. La ciudad del arte, rodeada de sorpresas en cada rincón perdido, sin embargo permite encontrarnos con lo más íntimo de nosotros mismos.

Ciudad del renacimiento que recibe más de ocho millones de turistas al año y es además la ciudad del mundo que tiene el mayor numero de lugares visitables por metro cuadrado. Florencia: la destinada a florecer. Por esa razón importante planificar con tiempo nuestra visita.

Pero que debemos ver en Florencia y cuales son las razones que harán de nuestra visita única… con esos deseos de volver que pocos sitios pueden generar con tanta intensidad… Aquí les dejamos tan solo algunos consejos e ideas:

Piazza del Duomo:

Probablemente uno de los lugares más representativos de Florencia. Declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. Aqui nos encontramos el Duomo, el Campanario de Giotto y el Baptisterio de San Giovanni.

La Catedral, vulgarmente conocida como “Il Duomo” es la mayor iglesia cristiana. Su fachada de marmol cautiva hasta al más ateo. No mentimos al decir que fue uno de los momentos que mas embelleció al viaje. Quedamos boquiabiertos ante tanta imponencia.

El Campanario fue diseñado por Giotto. Rebubierto con marmol y de 82 metros de altura, tiene una de las mejores vistas de la ciudad.

En cuanto al Baptisterio es el edificio más antiguo de la ciudad y ha sido dedicado a San Juan Bautista, patrón de Florencia. Las puertas del paraiso, revestidas en oro, cautivarán a más de un turísta perdido entre tanta belleza.

Pontevecchio:

Si de lugares archi conocidos se trata, el Pontevecchio no puede faltar. Recorrido por millones de turistas año a año, fue sin dudas un fiel compañero, en nuestra visita a Firenze, donde Opi recorrdo numerosas historias, que transcurrieron a lo largo de este Puente.

Claro que si vienes a Florencia, no vas a perderte las mejores vistas desde el puente. Ni que hablar que cruzarlo de una punta a la otra, es recorrida obligada. La ribera del Arno se disfruta aún mas en puente más antiguo de Europa. Por fortuna, estuvimos a solo pasos desde nuestro alojamiento. Despertabamos y nuestra vista registraba imagenes como las que siguen:

Jardines de Boboli:

A pocos pasos de nuestra casa teníamos una recorrida mágica. Inmenso parque en ladera de la colina. Jardines que no pueden ser pasados por alto. No solo por su belleza sino también por las estupendas vistas de Florencia desde el Fuerte Belvedere. Los Medici eran dueños de estos jardines que conectaban con el Palacio Pitti. Mayor palacio de Florencia donde pueden verse más de ocho galerias de arte incluyendo vestuario y joyas de la época.

Museos (Galería de los Uffizi y Galeria de la Academia):

Si de galerías se trata, las más visitadas son en ese orden los Uffizi y la Academia, aunque tenemos muchas más opciones.

Las obras mas destacadas en el primero son:

La Anunciación (Leonardo da Vinci 1472-1475)
El nacimiento de Venus (Sandro Botticelli, 1484)
Virgen del jilguero (Raphael, 1505)
La Venus de Urbino (Tiziano, 1538)

En cuanto al segundo, tiene en su interior la obra maestra de Miguel Ángel: el David. Escultura de mármol blanco de más de cinco metros de altura que representa a David antes de enfrentarse con Goliat.

Piazzale Michelangelo

Sin dudas aqui podrán obtener las mejores vistas de la ciudad. El sitio perfecto para gozar de Florencia en su máximo esplendor. Pero atentos amigos, para llegar al Piazzale hay subidas y escaleras importantísimas. Si no estas preparado físicamente, te tomará un tiempo. Podeis llegar a pie desde la parte sur del rio Arno o con el bus número 23.

No queremos dejar de citar a Pablo Neruda quien nos regaló un poema sobre Florencia que dice:

EL RÍO

YO entré en Florencia. Era
de noche. Temblé escuchando
casi dormido lo que el dulce río
me contaba. Yo no sé
lo que dicen los cuadros ni los libros
(no todos los cuadros ni todos los libros,
sólo algunos),
pero sé lo que dicen
todos los ríos.
Tienen el mismo idioma que yo tengo.
En las tierras salvajes
el Orinoco me habla
y entiendo, entiendo
historias que no puedo repetir.
Hay secretos míos
que el río se ha llevado,
y lo que me pidió lo voy cumpliendo
poco a poco en la tierra.
Reconocí en la voz del Arno entonces
viejas palabras que buscaban mi boca,
como el que nunca conoció la miel
y halla que reconoce su delicia.
Así escuché las voces
del río de Florencia,
como si antes de ser me hubieran dicho
lo que ahora escuchaba:
sueños y pasos que me unían
a la voz del río,
seres en movimiento,
golpes de luz en la historia,
tercetos encendidos como lámparas.
El pan y la sangre cantaban
con la voz nocturna del agua.

Y si quieres saber un poco más acerca de esta bellisima ciudad, los invitamos a disfrutar de este excelente video de muchoviajes.com

Para terminar, nos despedimos a través del recuerdo de un Viaje intergeneracional que nos regala la companía única de abuelo y nieto como mejores amigos:

Quinientos años desde la extraordinaria transformación intelectiva que ha hecho de una pequeña ciudad a orillas del río Arno cuna del Renacimiento. Acumulación de beldad y profusión. Imposible que el amor no triunfe. Nuestro paso muchas veces distanciado. Opi camina con mayor lentitud. Por mi parte deseo comerme la ciudad.

Mis ambiciosos deseos se toparán con la realidad horas e incluso días más tarde. Entre las lecciones que un nieto aprende, está aminorar el ritmo y ceder ante las expectativas. Clave durante todo el viaje. Comprender que la velocidad, tal como sucede en una procesión de lobos, es manejada por las generaciones mas antiguas.

 

Más sobre nosotros…

 

 

 

Mucho más por venir… proximamente….

12 thoughts on “Florencia: ¿por qué logra enamorarnos?

    1. Quizá una parte. En general el material del libro es más novelado y trabaja los sentimientos, en una relación tan especial.

  1. Wow! qué interesante y gracias por compartir la poesía de Pablo Neruda que no conocía. Un viaje y un blog que transmite a todos los sentidos… “Así escuché las voces del río de Florencia, como si antes de ser me hubieran dicho lo que ahora escuchaba…” ¡Kadima Martín!

    1. Muy agradecidos por tus palabras. Viajando con mi Opi ha hecho que descubramos muchas perlitas, a través de las letras. ¿Hay algo más hermoso? Las voces del Arno, sin dudas, nos invitan a regresar.

  2. Que lindo artículo! Me translade a Florencia & sus bellos rincones a través del artículo. Muy bueno!

Coméntanos...