Comienzo soñado de su cumpleaños 92.

Pasaron 77 años, para que lo volviera a festejar en Viena. No me arrepiento un minuto, de la decisión de festejar su natalicio en la ciudad que lo vio nacer. El desayuno en la Dirección de la Stubenbastei  nos esperaban con una torta soñada.

Coméntanos...