Le cinque terre, en español conocidas como “los cinco pueblos”, son cinco localidades de gran belleza declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En esta oportunidad les traigo un poco de turismo, que puede ser incluso compartido, porque no, entre nietos y abuelos. Así que los invito a comenzar un viaje por estos encantadores paisajes, junto a recomendaciones para personas de la tercera edad.

¿Me acompañas en esta recorrida viajera?

¿Donde están “le Cinque Terre”?

A través de 18 kilómetros de acantilados dentados localizados entre Levanto y La Spezia, Cinque Terre es un conjunto de cinco localidades:

Riomaggiore

Corniglia

Vernazza

Manarola

Monterosso

Localizados a orillas del mar y rodeados por colinas y viñedos. Cinco localidades que parecen salidas de un cuento de hadas. El ambiente acogedor, junto a la deliciosa gastronomía, la hacen un destino muy atractivo. Y no es extraño ver gente de la tercera edad, incluso viajando con sus nietos. ¿No les parece una excelente idea?

Las “Cinco Tierras” se componen por los cinco atractivos pueblecitos mencionados, constituyendo uno de los mayores tesoros de Italia. Allí debemos estar preparados para un mínimo de senderismo, pero sobre todo para un baño en el mar y una inmejorable atmósfera para el relax.

Lo saliente en cada pueblo

Monterosso: la encontramos en un pequeño golfo natural, exactamente en la parte más occidental de los pueblitos. No solo es la localidad más poblada sino también la de mayor extensión de playas.

Vernazza: es un pueblo marinero, repleto de casas de colores junto a acantilados. Entre los atractivos cuenta con un antiguo castillo y una iglesia junto al mar.

Corniglia: a 100 metros de altura, Corniglia es el más alto de los pueblos, rodeado de viñedos y olivares.

Manarola: el más antiguo de los pueblos, con una economía basada en la vinicultura y la pesca.

Riomaggiore: pintoresco pueblo de pescadores, con calles inclinadas, que la hacen imprescindible.

¿Cómo llegar?

Posiblemente el auto no sea la mejor opción. Entre colinas y mar, vía estrecha y con muchas curvas. Encontrar estacionamiento es un gran problema. Los cinco pueblitos se encuentran cerrados a quienes no sean residentes. Esto implica la casi imposibilidad de turistas, de aparcar en las proximerías.

En caso se use esta opción, hay que tener en cuenta que Riomaggiore se encuentra a 14 kilómetros de distancia de La Spezia, a través de las ruta nacional 370. Para llegar a La Spezia se necesita pasar por el peaje La Spezia-Santo Stefano, ya sea por la ruta A12 Genova-Livorno o la A15 Parma-La Spezia.

Pero sin dudas la mejor opción es el tren (salvo que se quiera caminar, pero algunos de los pueblos pueden estar cerrados al paso de uno a otro) que sigue la línea ferroviaria Genova-Roma con trenes cada 20 o 30 minutos. Es posible comprar los tiquetes en cada estación, lo cual es de gran ayuda. Hay que tener en cuenta que algunos trenes no paran en todas las estaciones, pero si lo hacen en La Spezia, sin excepción.

Cinque terre y tercera edad

Muchas personas de la tercera edad eligen Monterosso como destino, dado que el número de escaleras es menor, pero quien desea pasar sus vacaciones en un lugar muy tranquilo, Levanto es una oportunidad inigualable. Para gente adulta, que ha pasado los setenta, esta ciudad al final de las “Cinque Terre”, está muy cerca a pie y cuenta con menos turistas, lo que la hace ideal.

No hay que dejar de considerar que existen descuentos para jubilados, con la “tarjeta Cinque Terre”, que antes era para mayores de 65 y ahora ha pasado a ser de 70. El descuento es de hasta 20%, pero puede ser utilizado en diversos servicios.

Senderos sencillos para nuestros abuelos
Sin dudas los caminos más fáciles para ser recorridos por los abuelos pueden ser:

  1. Via dell’Amore. Es un pasaje que bordea el mar y puede ser recorrido incluso por personas con escasa movilidad. Entre Manarola y Corniglia podemos encontrar un sendero bastante similar.
  2. Reocorrida de Volastra a Corniglia. Importante no empezar el sendero desde Manarola (hay muchas escaleras) sino tomar un autobus a Volastra y de allí iniciar la caminata a Corniglia.
  3. De Corniglia a Vernazza ascenso reducido. Considerando que Corniglia está a 100 metros sobre el nivel del mar, la subida es simple y recomendada para un buen ejercicio para adultos mayores.

Transporte para los abuelos
Sin dudas para moverse el tren es el mejor transporte. Las plataformas de las estaciones son muy fáciles de alcanzar y casi todas las estaciones cuentan con ascensores. Cabe señalar que los abuelos pueden recorrer con facilidad el centro de los pueblos y el sendero a través del mar. Tal vez solo en Corniglia sea necesario tomar el autobús que va de la estación al centro de la localidad.

¿Qué más ver o hacer?

Entre lo clásico esta la “Via dell’Amore” que une Riomaggiore con Manarola. Esta es parte del sendero azul que une todos los cinco pueblos. Es sugestivo, romántico y fácil de atravesar, aunque es el más concurrido. Así que si lo que busca es pasar desapercibido, lo mejor es tomar otro camino.

“La Via dei Santuari” es otra buena opción. Cada pueblo tiene su propio santuario. Son lugares muy importantes para los pobladores que tiene sus ritos especialmente durante el Via Crucis. Lo interesante es que bosques y pequeños cursos de agua, siguen este sendero. Los cinco principales santuarios son: Nostra Signora di Montenero en Riomaggiore, Nostra Signora delle Grazie en San Bernardino en Corniglia, Nostra Signora della Salute en Manarola, Nostra Signora di Soviore en Monterosso y Nostra Signora di Regio en Vernazza.

Una gota de gastronomía

No nos detendremos en lo obvio: pescados y mariscos. Vale mencionar que todos los platos contaran sin excepcipon con orégano y tomillo, y enriquecida por genuino aceite de oliva local. Muy presente en la cocina de la región los vegetales, todos cultivados en huertas, que crean deliciosas sopas a base de acelga, alcachofas, coles, puerros y patatas. Los platos de carne son pocos y limitados a la cría de conejos y aves de corral. Una buena sugerencia para acompañar todos los platos es el excelente vino blanco local y terminar la comida con una copa de Sciachetrà, vino de pasas que son la envidia del mundo.


¡Ya lo sabe, entonces dese el tiempo, y descubra los hermosos paisajes que el norte de Italia tiene para usted!

2 thoughts on “Cinque terre: cinco encantos italianos

  1. la mejor y mas excelente guia turistica que he visto en mi vida (que es muuuuy larga, gracias a Dios)

    1. Si, Malú. Lo hago con amor y eso tiene que verse reflejado. La idea es incluso subrayar las posibilidades para adultos mayores, acompañados porque no, de sus nietos.

Coméntanos...